Tribunal de Cuentas ordena cierre y archivo en caso Criptex.

La Fiscalía General de Cuentas determinó, a través de una investigación que contó con la práctica de peritajes correspondientes, que no existe lesión patrimonial en los contratos celebrados entre la empresa Innovative Venture, S.A. y la Autoridad de Innovación Gubernamental (AIG).

 

 

Aunque se trata de instancias diferentes, la vista fiscal firmada por el fiscal de Cuentas, Guido Rodríguez, contradice rotundamente la tesis de la fiscal Tania Sterling, quien solicitó a la juez Décimo Tercera llamamiento a juicio por el presunto delito contra la administración pública para Edgar Rodríguez, exdirector nacional de la AIG; Eduardo Jaén, exadministrador; Adonay Ortega y Eduardo Briceño, funcionarios de la entidad, y Mayer Mizrachi, proveedor del servicio de mensajería de texto encriptada.

En la audiencia intermedia que se celebra hoy en el Juzgado Décimo Tercero, la fiscal tendrá que convencer a la juez de que hubo una lesión patrimonial por $211,850 en la adquisición de una plataforma de mensajería de texto para uso del Estado, tomando en cuenta que la Fiscalía de Cuentas solicitó que se desestimen los procesos contra los particulares y tres funcionarios de la AIG, a excepción de su entonces administrador, en este último caso, por considerar que no había necesidad de contratar dicho servicio.

Innovative Venture, S.A., representada por Mizrachi, suscribió un acuerdo con la AIG en marzo de 2014 para proveer una plataforma de mensajería de texto única (conocida como Criptex) para uso del Estado panameño, del 30 de marzo al 30 de diciembre de ese año.